miércoles, 10 de diciembre de 2014

Grullas en Extremadura

A Extremadura van a invernar gran parte de las grullas europeas. Desde siempre visitan las dehesas donde comen bellotas de encina. Hoy día se concentran, más bien, en los arrozales y maizales de los regadíos del "Plan Badajoz", donde se atiborran con los restos de la cosecha.

Este año aún no han llegado muchas grullas debido a que se retrasa la llegada del frío en el norte de Europa, y la mayor parte de ellas están aún en las Landas. Si el cambio climático sigue por estos derroteros, posiblemente pase como con las becadas que ya casi no "bajan" de los Pirineos, quedándose la mayor parte en Francia, o como con las cigüeñas españolas que permanecen muchas de ellas en nuestra tierra, sin emigrar a África en invierno.





Son un verdadero espectáculo las bandadas de las grullas, aunque en estas imágenes falte algo fundamental como es la gran algarabía de su gruir..















En esta verdadera reserva ornitológica de Europa  se pueden ver multitud de otras aves como abubillas...

...sisones...

...gorriones molineros...

...abundancia de agachadizas en los arrozales...

...gansos...

...tarabillas...

...muchas avefrías...


...lechuzas campestres...

...gorrriones morunos...

...garcetas grandes...




La mejor época para hacer fotos a las grullas es en la primera quincena de febrero, en la que ya están ocupadas en los cortejos y en comer abundantemente para regresar a sus lugares de cría en el norte de Europa, y se dejan acercar lo suficiente. 
En Alemania el regreso de las grullas es un gran acontecimiento, que anuncia la llegada de la primavera.

martes, 9 de diciembre de 2014

Mérida

Voy a hacer unos apuntes sobre Mérida, la Emérita Augusta romana construida en el año 25 a.c. para residencia de legionarios jubilados (eméritos) de la Galia y del norte de Italia


 Dos aspectos de la plaza mayor.

 Parador Nacional de Turismo.

Arco de Trajano, el emperador hispano -primero de los emperadores no itálicos-. Este magnífico arco está construido con dovelas de granito, magníficamente labradas, de más de una tonelada de peso. Su altura fue torpemente disminuida por algún gobernante contemporáneo, levantando la calzada un par de metros por lo menos.

 Templo de Diana. Está rodeado de unas modernas construcciones de hormigón que pretenden recrear las originales (?)

Los romanos rodearon Mérida con una muralla de perfecta sillería de granito, pero los árabes la destruyeron aprovechando las piedras para construir la alcazaba, que era la residencia amurallada del gobernador.

Claro, las piedras de la alcazaba ya no ajustaban como en la primitiva muralla. Obsérvese la chapuza de los árabes que, sin embargo, en decoración de interiores eran insuperables.

Lo que se conserva en su plenitud es el puente romano sobre el Guadiana, aunque con varias restauraciones a lo largo del tiempo debido a las riadas y a las guerras. 
Tiene 60 arcos y una longitud de casi 800 metros. Hasta 1991, en que se construyó el puente de Lusitania, soportó todo el tráfico rodado y era paso obligado para recorrer la Vía de la Plata -que recorre España por el oeste de norte a sur- o ir a Olissipo (Lisboa), Toletum, Córduba o Caesaraugusta (Zaragoza). 
La restauración del siglo XVII se hizo ¡como no! con sillares extraídos del Teatro Romano.


El Guadiana, a su paso por Mérida, ese uno de esos sitios en los que apetece practicar el piragüismo.

Puente de Lusitania, que hizo posible la peatonalización del puente romano en diciembre de 1991.

Por último unos apuntes sobre el teatro y el anfiteatro. De este último (foto superior) queda poca cosa. Los graderíos se hacían de sillares de granito por el interior y por el exterior, rellenando el espacio intermedio de hormigón romano. Los magníficos sillares de granito se "aprovecharon" para construir iglesias y edificios "serios" y para la restauración del puente romano. 

  
El famoso teatro fue restaurado a partir de 1964 por Menéndez Pidal, ya que estaba abandonado desde el siglo IV, cuando se hizo oficial la religión Cristiana en el Imperio y ésta declaró inmoral la representación escénica. 
La verdad es que el público prefería ir al anfiteatro, para ver a los gladiadores y a los animales, pero los dirigentes favorecían el teatro del que se servían para hacerse propaganda y autobombo.
El muro de escena con columnas de mármol mide 17,5 m. de altura y 63 m. de longitud, un poco lejos de los 37 m. de alto y los 103 de largo del teatro romano de Orange que hemos visitado en noviembre. 
El aspecto del graderío es engañoso porque está, en gran parte, reconstruído con poliéster reforzado con fibra de vidrio.

La mayor parte de la obra de granito ya he dicho que se saqueó, aprovechando el teatro como cantera de piedra ya labrada. De la mayor parte de las gradas solo queda el relleno de hormigón.

Aquí se ve como estaba construído con sillares de granito por el exterior y relleno de hormigón ciclópeo (opus caementicium). 
En Mérida se pueden -y se deben- visitar muchas más cosas, pero, de momento, subo estos apuntes al blog.

jueves, 13 de noviembre de 2014

30 Marathon de l'Ardeche (III)

 Enlaces a las dos entradas anteriores:


















Cesar Solís Marcos del Trovi Kayak.
Me gustaría haber hecho fotos a todos los participantes, principalmente a los españoles, pero las condiciones eran un tanto penosas por la lluvia. No obstante, en la galería puede haber fotos de españoles que no he identificado, como Eduardo Tudel Cardiel y Jose Mª Eritjana Real del C.K. Mitjana que quedaron 35º y 48º respectivamente, José Ramón Figaredo del Kayak Siero que quedó el 43º o una nutrida representación del Sicoris Club como Rafael Herrera Dorado que quedó el 53º etc. etc.















Constantino Pérez, de La Llongar de Cangas de Onís volcó dos veces. Aún así quedó el 155º


Para ver todas las fotos de esta entrada hay que pinchar en la GALERÍA DE FOTOS.